Obras que necesita Arequipa…y que no se han hecho

Vie, 06/30/2017 - 14:05 -- paolagomez
Enrique Zavala

Lo que podríamos hacer con solo el 60% de lo que Cerro Verde ha aportado. Pero el centralismo limeño se ha llevado una gran tajada y nuestras autoridades han mal usado esos recursos.

 
En una audiencia pública descentralizada de la Comisión de Energía y Minas del Congreso, la minera Cerro Verde sostuvo que su aporte al Estado en los últimos años ha sido de catorce mil millones de soles, en pago de impuestos y otros aportes “voluntarios” o no.
La cantidad resulta bastante alta para una ciudad como Arequipa que debió recibir casi la totalidad de esos aportes, pues la mina está ubicada en la provincia (colinda con la ciudad), y son sus habitantes los afectados por la explotación minera, aunque esta se dé en los parámetros permitidos por ley. Existen dos problemas al respecto.
Primero que el centralismo limeño se ha llevado la gran tajada, y con ese dinero construye, por ejemplo, el metro de Lima, autopistas y la infraestructura para  los juegos Panamericanos.
Segundo, que el dinero que se quedó en la ciudad ha sido gastado –no invertido- en obras que no son necesariamente prioritarias, salvo la planta de potabilización de agua de la Tomilla II y la de tratamiento de aguas servidas.
Con Elvis Jump, un especialista en planificación de desarrollo e infraestructura, conversamos sobre las obras realmente importantes que se deberían hacer y que se hubieran financiado largamente con los 14 mil millones de soles de Cerro Verde, que realmente podrían o deberían ser más, si se tiene en cuenta el juicio que le ha entablado Sunat para pedir que pague 800 millones de soles por regalías mineras.
 
 
 
AUTOPISTA AREQUIPA-LA JOYA
En infraestructura una obra vital es la autopista Arequipa-La Joya que tiene un costo aproximado de 800 millones de soles, a la que se le suman unos 150 millones para hacer una vía de evitamiento para que los vehículos de carga no ingresen a la ciudad, sino que se conecten con la autopista a la altura de Yura. La inversión total llegaría a los 950 millones de soles.
Sería realmente una inversión porque esos 950 millones se recuperarían en 20 años con el peaje. También evitaríamos los accidentes que dejan decenas de muertos y centenares de personas heridas y mutiladas en la Variante de Uchumayo, considerada la vía más peligrosa del sur con un promedio de 2 accidentes por día.
Se mejorarían los costos logísticos, con ahorros directos a flotas de vehículos de transporte, lo que se traslada a la cadena productiva bajando los fletes y mejorando los costos logísticos que en el Perú superan el 40% del valor final del producto.
 
PLATAFORMA LOGÍSTICA
La autopista permitiría una tercera plataforma logística en el país (las otras dos están el Callao y Paita) con una inversión de 200 millones de soles. Esto posibilita instalación de un puerto seco para el intercambio de carga intermodal.
Con esto se sacaría al tren de la ciudad, que costaría 350 millones de soles, pues  allí se instalaría el nuevo terminal ferroviario, lo que reduciría los riesgos de accidentes en la ciudad de Arequipa. Además se aminoraría la contaminación ambiental ya que en 3 años el número de trenes con carga de minerales desde las Bambas hacia Matarani se duplicará, haciendo que 20 trenes al día atreviesen la ciudad, con concentrado de mineral considerado en el Libro Naranja del Transporte como una carga peligrosa. También ahorraría 350 millones de soles en la construcción de 12 pasos a desnivel en Arequipa metropolitana para evitar los accidentes ferroviarios, la misma cantidad que se usará para el traslado de la línea férrea y su estación hacia la plataforma logística.
La plataforma logística contaría con un centro de procesamiento de la producción agrícola, con envasado de productos listos para ir al Brasil.
Considera un terminal de camiones y centros de almacenamiento de carga.
En general el centro logístico sería un lugar de conjunción de camiones, trenes y de transacciones financieras, incluida aduanas para apertura y cierre de contenedores.
Con esto se logra la articulación productiva Arequipa con el país con una conexión logística de estándares internacionales de manejo multimodal, con un aeropuerto cerca (en La Joya implementado y manejado por privados) y un puerto (Matarani) a menos de 100 kilómetros.
 
En el tema de movilidad urbana, la Vía Expresa Metropolitana es esencial. Sería un zanjón de 18 kilómetros de longitud y de 50 metros de ancho con 9 carriles en la parte baja y 4 a nivel.
En la parte superior contaría con dos carriles de ida y dos de vuelta. Abajo tres de ida y tres de vuelta y dos carriles exclusivos para transporte urbano masivo con buses articulados o con trenes eléctricos.
Sería la columna vertebral de la movilidad urbana de la ciudad.
Esta vía expresa permitiría ir desde el Aeropuerto hasta Paucarpata en 15 minutos, a  una velocidad promedio de 90 kilómetros por hora.
El mayor aporte es que gen eraría una hora más de tiempo libre en promedio para las personas, que podrían usar para estar con la familia, capacitación o cualquier otra actividad, en lugar de estar metidos en un vehículo en medio del congestionamiento.
Las emisiones netas del parque automotor disminuirían tanto como lo que podríamos lograr cuadruplicando la extensión de nuestra campiña, según los estándares que usa la Organización Mundial de la Salud.
Esta obra requiere una inversión de 3500 millones de soles y se hace perfectamente factible ya que existen las reservas viales en la mayor parte del tramo, y en las que no, las expropiaciones son factibles.
 
EL EJE RESIDENCIAL
El Eje Residencial es una vía de 33 kilómetros que alternaría entre dos y tres carriles por sentido y que complementaría a la Vía Expresa Metropolitana y que costaría 1500 millones de soles. Esta vía comenzaría en el Cono Norte y atravesaría el río Chili por el puente Charcani de unos 250 metros de longitud que costaría no más 100 millones de soles. También requeriría un túnel bajo el parque ecológico en Alto Selva Alegre estimado en 60 millones de soles, que ya están incluidos en ese presupuesto. Luego se conectaría con Miraflores cerca de Altozano, y con Mariano Melgar y Paucarpata por la calle Perú, bajaría por la tercera torrentera hasta Bustamante y Rivero para después conectarse con Sabandía y Socabaya.
 
 
 
DOS NUEVAS CENTRALIDADES
La mejor solución al congestionamiento vehicular es hacer que la gente no se desplace tramos largos. Eso se logra en Arequipa con el desarrollo de dos nuevas centralidades. Sus ejes serían  los centros desconcentrados de servicios públicos donde concurran sedes del Poder Judicial, Ministerio Público, Sunat, Banco de la Nación, Reniec, Seal, Sedapar, las Ugel y los centros de atención de salud. Además, muy cerca, grandes centros comerciales.
“Es mucho mejor mandar a trabajar a ese lugar  a 100 burócratas evitando así que decenas miles vayan a buscarlos al centro de la ciudad”, sostiene Jump. Cada uno de los centros costaría unos 60 millones de soles así que la inversión sería de unos 120 millones de soles.
 
HOSPITALES
Las nuevas centralidades deberían consolidarse con infraestructura hospitalaria en el norte y sur de Arequipa. La inversión para infraestructura y equipamiento de hospitales de mediana complejidad podría alcanzar los 400 millones de soles cada uno. Los dos suman 800 millones.
 
PARQUES ZONALES
Además se necesita consolidar la recreación y esparcimiento. Las soluciones ya se han dado en Lima a través de parques zonales que no tiene nada que envidiar a un club privado como el Internacional de Arequipa. Hacer un parque en el Cono Norte y otro en Socabaya costaría aproximadamente 60 millones de soles cada uno, que sumarían una inversión de 120 millones.
 
UNA REPRESA CERCA DE LA CIUDAD
Se necesita invertir en la reparación de las represas de Arequipa, pero además construir una nueva y cercana a la ciudad, que además de almacenar agua, permita crear una gran área de esparcimiento y práctica de deportes acuáticos y desarrollo de infraestructura turística alrededor del espejo de agua.
Existe el proyecto de la represa de Quishuarani, en la antigua carretera a La Joya, que almacenaría 100 millones de metros cúbicos y que aumentaría la humedad de la ciudad hasta en 2%.
El represamiento requiere una inversión de 400 millones de soles. El resto lo desarrollarían empresas privadas.
 
PARQUE INDUSTRIAL
Esa represa permitiría también dar agua para un moderno parque industrial en el actual polígono de tiro de la FAP en La Joya, que cuenta con 1500 hectáreas en donde se podrían relocalizar diferente industrias sudamericanas para exportar a través de Matarani, generando empleo y cambiando la exportación de materias primas y commodities por la de productos manufacturados.
Habilitarlo con servicios de agua, desagüe y energía (eléctrica y gas natural) costaría unos 400 millones de soles.
En todas estas obras se usaría 8 mil 340 millones de soles, solo el 60% de los 14 mil millones de soles que ha aportado Cerro Verde, lo que dejaría libres aún 5 mil 600 millones.
Con estas obras, estima Elvis Jump, se pondría a Arequipa como una de las ciudades más competitivas de América Latina para la atracción de inversiones, y sobre todo se mejoraría  sustancialmente el nivel de vida de los arequipeños y se les abriría muchas oportunidades para su futuro.
 
 
 
 
 
También te puede interesar: SIT: ¿Más problemas que soluciones?