Salud, ¿cuántas muertes más para atender este sector?

Vie, 02/10/2017 - 13:09 -- paolagomez
Jorge Turpo Rivas

El sector Salud presenta mayores deficiencias, a pesar que las autoridades en Arequipa han prometido más de una vez cambiar la situación.

 

Posaron para la foto. Recorrieron los pasillos de los hospitales y saludaron a los pacientes prometiendo solución. Así actuaron las autoridades de Arequipa: gobernadora regional, gerente de Salud y congresistas. Luego se reunieron y acordaron pedir que se declare en emergencia los servicios de salud de la región. Ha pasado más de un mes y nada ha cambiado.

Los médicos no tienen ni esparadrapo para cubrir las heridas y los pacientes se mueren haciendo cola para conseguir una cita. Wilfredo Pino, decano del Colegio Médico, conoce el problema desde adentro. Trabaja en el Hospital Honorio Delgado. Ha sido  quien ha hecho saber que  todo sigue igual después del show que armaron las autoridades.«Seguimos mal. De nada sirvió solicitar la declaratoria de emergencia de las áreas críticas y de emergencia, tampoco todo el evento mediático que hicieron algunas autoridades, incluyendo congresistas, a la que no fuimos invitados, pero eso  no interesa, lo importante son los resultados para nuestros pacientes», dijo. A estas alturas, sostiene Pino, no es necesaria una declaratoria de emergencia de todos los servicios de salud, se debe priorizar hacerlo solo en las áreas críticas y de emergencia.

«No hay nada de nada, ni declaración de emergencia, ni medicamentos, ni materiales. No hay suturas,  equipos de venoclisis, analgésicos, antibióticos, ni siquiera bolsas colectoras de orina», describe Pino.

El último lunes, mientras  hacía su cola para que le den una cita en el centro de salud de Ciudad Municipal, Juan de Dios Colque Quispe, a sus 83 años, murió antes de cruzar la puerta del puesto médico esperando ser atendido.
«A ese estado hemos llegado. Dijimos que estaremos vigilantes y aquí estamos reportando la crítica situación de las emergencias. ¿Quién debe solucionar esto? ¿Por qué no se puede?», cuestionó Wilfredo Pino.
Para eso pedimos la declaratoria de emergencia –agregó–, no de todo el sector, sino de las emergencias, donde no hay insumos para atender a los pacientes.
«No podemos seguir siendo cómplices y hasta acusados de negligencia por las pésimas condiciones en que se tiene que  trabajar.
De qué vale hacer  una receta si en el hospital solo hay la cuarta parte. Si vienen por un cólico vesicular, no hay la ampolla necesaria para calmarle el  dolor, sólo hay un suero, ni jeringa, ni equipo, ni el analgésico», detalló. La situación en los hospitales del Ministerio de Salud es insostenible.
Cierto, no es una crisis reciente, pero estamos tocando fondo. Los pacientes se mueren y los médicos se quejan de no poder hacer  nada porque no existen las condiciones.
En el área de emergencia  del Honorio Delgado se hacen proezas médicas cada día para atender a los enfermos. Algunos  médicos utilizan la luz de su  teléfono celular para alumbrar la herida del paciente porque no hay equipos de  iluminación. Gustavo Rondón Fudinaga, ex congresista y actual gerente de Salud ha prometido trabajar para cambiar  esta situación.
Sin embargo, todo se va quedando en  palabras. A la fecha no hay medidas concretas para mejorar, al menos, las áreas  de emergencia. Sí necesitamos planificar la construcción de nuevos hospitales y centros de salud, pero antes hay que dar solución a lo urgente.
Dejar de creer que solo sembrando cemento lograremos el reconocimiento de la gente. Dar atención digna a nuestros enfermos es una prioridad, aunque no garantice la popularidad a un político. No podemos dejar que siga muriendo gente a la espera de una cita médica.
 
 
 
 
 
También te puede interesar: Taekwondo, ¿por qué practicarlo?