“Arequipa representa casi la mitad de todo el negocio del Sodalicio”

Vie, 02/17/2017 - 13:35 -- paolagomez
Jorge Turpo Rivas

Paola Ugaz, Pedro Salinas y Jason Day conversan sobre la organización religiosa que sigue creciendo económicamente mientras la fiscalía archivó una denuncia contra su fundador Luis Fernando Figari y otros miembros, por abusos contra jóvenes.

 
Algunas de las víctimas de abusos en el Sodalicio realizaron un plantón de protesta luego que la fiscal María del Pilar Peralta archivó la denuncia que realizaron cinco ex sodálites por los presuntos delitos de secuestro, lesiones psicológicas y asociación ilícita para delinquir.
La protesta se hizo en el frontis de la sede central del Sodalicio en San Borja – Lima. Allí conversamos con Pedro Salinas y Paola Ugaz, autores del libro Mitad monjes, mitad soldados, que recoge testimonios de abusos enesta organización religiosa.
También con el actor Jason Day, quien denunció haber sido víctima de “conductas impropias” de parte de un sacerdote sodálite. Además de la batalla legal que seguirán librando para que los hechos no queden impunes y se repare a las víctimas, indican que buscan crear conciencia para que las familias no confíen en este tipo de organizaciones que usan la religión para cometer abusos.
 
PEDRO SALINAS
En Arequipa, en diciembre de 2016, dijiste que no esperabas mucho de la investigación fiscal y acertaste, pero ¿qué te sorprendió más, el archivo del caso o los argumentos de la fiscal para archivarlo?
– Me ha fastidiado los argumentos. No me ha sorprendido tanto la decisión final, sino los argumentos y la forma en la que Armando Lengua Balbi (abogado defensor de Luis Fernando  Figari – fundador del Sodalicio) mostró tanta mezquindad y vileza. Ha tenido el desparpajo de  maltratar a una de las víctimas de agresión sexual de Figari. Eso sí me parece imperdonable, hay que ser bien hijo de puta para tener una actitud de esa naturaleza, sobre todo si has ganado. Ya ganaste, archivaron el caso, cobra tu plata y chau, pero zapatear sobre la cabeza de una víctima, me parece cruel, inhumano y vil.
 
Arequipa es un bastión del Sodalicio. Tienen cerca de diez mil alumnos en su universidad y su instituto superior. ¿Crees que las autoridades de esas instituciones académicas debieron pronunciarse para hacer un deslinde de los abusos cometidos por las cabezas y otros miembros de la organización?
– Es que no lo pueden hacer porque son parte de la organización. No hay forma de que hagan un deslinde. No pueden negar que son parte de lo mismo. Si se tratara de una institución que estaría en un proceso de limpieza o profilaxis, quizás lo harían, pero no están haciendo absolutamente nada y eso es lo más increíble en esta historia.
 
¿Qué ocurrió para que el Sodalicio se haya convertido en una institución tan poderosa y hasta logró que muchas familias les confíen la educación de sus hijos (tiene colegios, institutos y universidades)?
– La gente confió. Pero después de todo lo que se sabe, yo no confiaría a mis hijos, de ninguna forma, a esta gente.
 
¿Cómo era en el interior del Sodalicio el tratamiento a la mujer, a la figura femenina?
– La misoginia era brutal. En el libro están los comentarios que hacía Figari, y están las que digamos son bien suaves.
 
¿Por qué crees que el arzobispo emérito de Arequipa Fernando Vargas Ruiz de Somocurcio, siendo jesuita, les abrió las puertas y apoyó al Sodalicio en Arequipa?
– Es que era un jesuita conservador del ala derecha de la iglesia. Lo mismo que monseñor Durán. Ellos fueron los principales aliados del Sodalicio, uno de los principales o el principal, fue Fernando Vargas.
 
¿Qué sigue en el aspecto legal para quienes hicieron la denuncia?
– Nosotros confiamos en nuestros abogados, vamos a hacer lo que nos digan hasta lo que se pueda.
 
PAOLA UGAZ
¿Qué significa Arequipa, económicamente hablando, para el Sodalicio?
Arequipa representa casi la mitad de todo el negocio del Sodalicio en el Perú. Lima Arequipa y Piura son las tres ciudades centrales para su crecimiento económico desde el año 2000. La universidad San Pablo es capital para la economía sodálite. Además tienen siete cementerios grandes. Su crecimiento ha sido exponencial. Se expandieron a otros campos como el inmobiliario, agrícola y tuvieron una incursión en la minería pero no les fue tan bien. Ahora quieren irse a Chile con universidad y colegios.
 
¿Instituciones como la U. San Pablo pagan impuestos?
– No pagan impuestos porque como organización religiosa se acogen al Concordato que les permite estar exonerados de pagar impuestos. Desde sus instituciones académicas no hubo ningún pronunciamiento ni deslinde con todo lo ocurrido.
 
¿Debieron hacerlo?
–Por supuesto, no solo se trata de tener solidaridad con las víctimas, sino que en el futuro no haya más víctimas, hay mucha gente que ha sido víctima o todavía lo es que necesita el impulso para denunciar lo que pasa.
 
Tú eras más optimista ante lo que haría la fiscalía ¿Te sorprendió el resultado?
– Pensé que sería diferente. Conocía a la fiscal y me parecía  muy seria, pero creo que ha mirado a otro lado. Tenía las pruebas y pudo haber actuado, en términos de derecho, de otra manera, pero no lo hizo. Me sorprende que no haya pensado en las víctimas, que diga como argumento que las víctimas han tenido éxito, eso me parece inhumano, me da mucha pena.
 
JASON DAY
En el 2014, el actor Jason Day denunció que fue víctima de “conductas impropias” de parte del sacerdote sodálite Luis Ferroggiaro Dentone. Ocurrió durante los preparativos para su primera comunión en el colegio Markham. Hasta hace algunos meses, Ferroggiaro, era el guía espiritual de la U. San Pablo. Pero según informó el arzobispo de Arequipa, Javier del Río Alba, aparecieron otras denuncias y el sacerdote fue apartado mientras se investiga.
 
¿Sabes cuál es la situación o dónde terminó Ferroggiaro?
– Entiendo que primero se fue a Estados Unidos y ahora está en Roma, en un apartado que tiene el Sodalicio para personas que tienen gran cantidad de denuncias. No sé más sobre él.
 
¿Qué buscas ahora que se ha archivado una denuncia contra los abusos en el Sodalicio?
–Mi asunto es ayudar a entender que los problemas del Sodalicio no se trata de unos pocos individuos aislados. Es un problema institucional, esta es una organización corrupta desde su fundación. Existe porque Figari decidió montar un imperio y quería saciar sus perversiones. Y aunque hay muchas personas de bien, la realidad es que es una organización pervertida y corrupta. Lo vemos no solo en  los casos de abusos sexuales que son muchísimos, no hemos visto ni la punta del iceberg, sino en casos como el que mostró el periodista Daniel Yovera.  (El Sodalicio habría utilizado matones para quedarse con terrenos en Piura).
 
¿De qué otros casos tienes conocimiento?
– Hace poco se me acercó un padre de familia para contarme que a su hija le hacían bullying muy agresivo en el colegio sodálite donde estudiaba y el director le dijo que todo era obra de Dios. Entonces él acudió a denunciar el hecho en el Indecopi  y esta institución multó al colegio, que se llama Nuestra Señora de la Reconcialición y queda en Lima, con 29 UIT. Eso es público. Es urgente decirle a los padres de familia que dejen de confiar a ciegas en una institución perversa, con personas buenas por dentro  seguramente, pero eso no es lo importante ahora, ser bueno debe ser lo normal, el problema es cuando hay personas malas conduciendo los destinos de una institución.
 
En Arequipa tienen cerca de diez mil alumnos en su universidad e instituto y no hay un deslinde con todo lo ocurrido.
–Quienes deberían pronunciarse son los padres de familia. Si yo fuera uno de ellos estaría enfurecido por el silencio, por la falta de acción. Yo creo que los sodálites no deberían tener acceso a menores de edad.
 
Te hago la misma pregunta que a Pedro Salinas ¿qué te sorprendió más, el archivo del caso o los argumentos de la fiscal para archivarlo?
– La manera. Me parece sospechosa, me parece extraña. La ruta legal debe seguir. Me  preocupa mucho que siga habiendo denuncias, que muchas son privadas y no se hacen  públicas porque por supuesto  que hay que tenerle miedo a esta institución. Está plagada  de matones. Si vieras la carta notarial que me escribieron o la carta notarial que le escribieron amenazándolo al padre  de familia que me buscó. Son matones, y no hay nada menos cristiano que eso. Yo les diría a los padres de familia, si ustedes quieren una vida espiritual, si quieren para sus hijos una educación con valores cristianos, busquen un lugar correcto, no al Sodalicio.
 
 
 
 
 
 
También te puede interesar: “Perú le quita liderazgo a Chile”